Las lentillas son un producto sanitario y es importante dejarse asesorar por un profesional de la visión. Las lentillas se pueden clasificar en función del reemplazo, el material y la graduación. Así,

  • El reemplazo más habitual son el mensual y el diario. Las lentillas mensuales se suelen utilizar ‘como sustitutas de las gafas’, es decir, para usarlas todos los días mientras que las lentillas de reemplazo diario suelen utilizarse esporádicamente. Decidir entre uno u otro reemplazo a veces depende de otros factores específicos de cada paciente.
  • El material de las lentillas se caracteriza en función del contenido en silicona, que aporta más permeabilidad al oxígeno pero a su vez menos hidratación. Las lentillas de alta permeabilidad ofrecen un alto rendimiento de oxígeno corneal en todo momento. Las lentillas de alta hidratación aportan la humectabilidad necesaria incluso al final del día.
  • La graduación determina las que tienen solo miopía o hipermetropía, con astigmatismo, y las de vista cansada.

Además, una solución única de calidad garantiza de manera segura y eficaz el cuidado de tus lentillas. Las gotas oftálmicas proporcionan un alivio rápido ante síntomas ocasionales de irritación, sin empañar tus lentillas.

En cuanto a lentillas, elige salud visual. Elige Calidad.

CatalàEspañol