Este próximo sábado 29 de septiembre es el Día Mundial de la Retinosis Pigmentaria, una enfermedad genética degenerativa que afecta a una de cada 3700 personas. Los primeros síntomas son ceguera nocturna y pérdida paulatina de campo visual hasta formar la conocida ‘visión de túnel’, suelen darse durante la adolescencia y en los dos ojos a la vez. Aunque no se conoce tratamiento es sabido que la luteína y otras vitaminas antioxidantes podrían tener un efecto protector de la mácula. Así, a pesar de ser una enfermedad genética, la detección precoz mediante retinografia es la mejor manera de retrasar la pérdida de agudeza visual. En Òptica Bogas realizamos un examen optométrico completo, que incluye retinografia, a pacientes de todas las edades.

CatalàEspañol